Los desafíos de comer saludable

Por qué llevar una dieta sana no es tan fácil como suena

Nutrir tu cuerpo es la acción más natural e imprescindible de la vida diaria. Día tras día, cada comida implica hacer elecciones de alimentos. Esto puede hacerse conscientemente o en automático. ¿Sabes si tu nutrición actual contribuye a tu bienestar general o si tus hábitos alimenticios actuales pueden ser perjudiciales para tu salud? En esta entrada de nuestro blog queremos poner sobre la mesa los desafíos de comer saludable.

En las últimas décadas, la tasa de obesidad y enfermedades crónicas relacionadas con la nutrición ha aumentado. Las tentaciones están en todas partes. La vida es ajetreada y una torta de tamal o de milanesa son los alimentos más rápidos que a veces podemos encontrar. A pesar de esto, las personas son cada vez más conscientes de los beneficios de una buena nutrición. No sorprende que muchas personas estén intentando dejar la comida chatarra, el refresco y los alimentos ultra procesados para siempre.

Varios factores pueden influir en nuestras decisiones y hábitos alimenticios. Por eso los desafíos de comer saludable incluyen los alimentos que se ofrecen en las escuelas, supermercados y restaurantes. También el marketing y los intercambios sociales o simplemente la falta de información sobre qué alimentos son menos nutritivos.

Constantemente nos bombardeen con información cambiante y contradictoria. Tanto en los medios tradicionales como en internet, todas las fuentes deben cuestionarse sobre lo que es mejor para cada quien. Los mexicanos enfrentan varios desafíos para tomar decisiones alimenticias saludables que incluyen:

  • Amplia disponibilidad de alimentos y bebidas de bajo costo, pero altos en calorías, grasa, sal y azúcar
  • Marketing de alimentos muy poderoso que impacta particularmente a los niños
  • Información nutricional confusa, difícil de entender y aplicar
  • Alimentos nutritivos de difícil acceso o costosos para ciertos segmentos de la población

Los principales desafíos de comer saludable

Probablemente en la actualidad estés llevando una dieta altamente procesada. Sin embargo, has tomado la decisión de empezar una dieta sana. Algunos momentos reveladores te han llevado a reconsiderar seriamente tu nutrición y tu estilo de vida. Bien, puedes debes saber que los pequeños cambios que vayas aplicando te harán alguien más saludable y feliz.

Aquí están algunos de los principales desafíos de comer saludable que nos afectan, junto con consejos y motivación sobre cómo superarlos:

Hombre joven corriendo llegando tarde a la oficina: los principales desafíos de comer saludable

1. No tener tiempo

Parece que el tiempo es el mayor problema para la mayoría. Ya sea que se tenga muchas obligaciones que atender como trabajo, hijos y quehacer del hogar o sencillamente no saber cocinar comidas saludables. Pero una dieta nutritiva no debería ser otro factor estresante en la vida. Al contrario, cocinar sano en casa debería ayudarte a aliviar el estrés. Trata de reservar un par de horas los fines de semana para preparar algunas cosas. Podrías cocinar una comida completa o picar verduras y diferentes proteínas (pollo, huevo o camarón) y dejarlas listas para preparar. Otra opción es empaquetar previamente los ingredientes de un licuado o batido en bolsas individuales. Lo único que tienes que hacer por la mañana es echarlos en la licuadora y agregar el líquido de tu elección.

Nuestra recomendación es que hagas planes de comidas para tres semanas, listas de compras detalladas y guías de preparación. ¡Adiós pretextos para no comer sano! Busca en internet videos de recetas nutritivas rápidas y fáciles. Organízate y ten un plan. Esto te ayudará a minimizar el tiempo al hacer las compras y en la cocina. Del mismo modo, intenta cocinar un par de sopas con anticipación y congela en recipientes de una sola porción para calentar durante toda la semana.

QUIZÁ TE INTERESE: Beneficios de los multivitamínicos ¿Son buenos o no para la salud?

2. No tener suficiente dinero

A veces se tiene la impresión de que una alimentación saludable significa alimentos más caros, pero no es así. En primer lugar, cocinar en lugar de salir a comer puede ahorrarte mucho dinero. Cuando se trata de comprar la despensa con un presupuesto limitado, los únicos productos que necesitas para preparar comidas nutritivas son bastante asequibles. Piensa en la fibra, los vegetales y alimentos integrales de la tierra como granos y nueces.

Ahorra dinero comprando granos o frijoles secos a granel. Compra productos de temporada y opta por fuentes de proteína más baratas como garbanzos y lentejas.

3. Falta de motivación

Si un cambio de dieta se siente abrumador, es porque lo es. Sin embargo, romper o formar nuevos hábitos con cambios drásticos no es sostenible ni realista. Lo ideal es dar pequeños pasos para poder adoptar una dieta más saludable. El enfoque debe estar en agregar más nutrientes a la dieta que ya se tiene y dejar poco a poco algunas otras cosas.

Todos tenemos razones personales para querer vivir una vida más saludable. Si no lo hicieras, ¡probablemente no estarías leyendo esto! ¿Por qué quieres tener más energía y llevar una dieta sana? Concéntrate en el por qué y deja que esto te impulse.

Otra manera científicamente probada de mantenerte motivado es visualizar el resultado. ¿Cómo te verás si consigues tus objetivos nutricionales? ¿Cómo será si no los logras?

Rodéate de personas que tengan objetivos similares y ayúdense mutuamente a ser responsables. La falta de motivación es uno de los desafíos de comer saludable más comunes. No obstante, la clave para tener éxito a largo plazo es establecer metas pequeñas y alcanzables a corto plazo. Las metas extravagantes te dejarán abrumado y sin esperanza.

Malos hábitos alimenticios y consumo de comida ultra procesada

4. No querer dejar las grasas

Nuestros cuerpos necesitan grasa. Nos ayudan a sentirnos llenos y las grasas son necesarias para que nuestros cuerpos funcionen correctamente. Por ejemplo, para la producción de hormonas, membranas celulares, etcétera. En lugar de tratar de eliminar la grasa de tu dieta, concéntrate en las grasas saludables. Puedes cambiar la mantequilla por aceite de oliva o incluso aceite de aguacate para cocinar. El salmón, las nueces, los aceites de nueces y las mantequillas de nueces son tipos de grasas más saludables. Trata de evitar los tipos de grasa que encontrará en alimentos procesadoss como papas fritas, galletas, muffins y donas. ARTÍCULO RELACIONADO: Ácidos grasos omega 3, importancia de su presencia en la dieta

Mantente hidratado. Beber mucha agua es la clave para controlar el hambre.

5. No saber usar la sal y el azúcar

Por lo general, la sal no se usa en exceso como el azúcar, pero aún se debe tener en cuenta cuánto se está consumiendo. Agrega sal a los alimentos después de cocinarlos en lugar de antes. Evita el glutamato monosódico y limita los alimentos salados procesados. Si tienes hipertensión (presión arterial alta) o problemas cardiacos, debes tener en cuenta que es posible que debas limitar la sal con más cuidado.

6. Dietas extremas y sentir culpa por comer

Es mejor evitar las dietas extremas o de “solución rápida”. En su lugar, acude con un nutricionista que pueda realizar un diagnóstico y ayudarte en tu plan alimenticio. Centrarte en un plan de alimentación que pueda mantenerse a largo plazo es lo mejor. Por ejemplo, la dieta mediterránea o un estilo de alimentación basado en alimentos integrales y vegetales son buenas opciones. No te mueras de hambre ni te sientas mal contigo mismo cuando comas. Comer es una parte necesaria de la vida y es importante disfrutar de la comida e incluso de las golosinas, pero con moderación. Es importante adoptar un enfoque completo de tu salud y antojos. Esto incluye el ejercicio regular, técnicas de manejo del estrés y la elección de alimentos que nutrirán tu cuerpo.

LEER TAMBIÉN: ¿Qué es el ayuno intermitente? Tipos, beneficios y riesgos

Cómo nos afectan los alimentos procesados

Los alimentos procesados muy sabrosos son ricos en azúcar o grasa, y por lo general, estimulan el cerebro de manera similar a las sustancias adictivas. El cuerpo humano tiene muchas hormonas diferentes, algunas de las cuales regulan el hambre. Los alimentos procesados ​​pueden interactuar negativamente con estas hormonas. Como resultado, se altera el equilibrio de la regulación normal del apetito. Los alimentos y bebidas con con alto contenido de fructosa, como los refrescos y jugos envasados pueden engañar al cuerpo para sentir hambre, incluso cuando no la hay.

Consumir una dieta rica en alimentos y bebidas procesadas ​​también puede tener un efecto negativo en el microbioma del cuerpo (las bacterias dentro del cuerpo). También en las vías neuronales (que comunican información a través del cuerpo al sistema nervioso).

Muchos coaches en nutrición y programas de dieta no se enfocan lo suficiente en resolver los problemas alimentarios reales que impiden que las personas progresen.

Un profesional de la nutrición puede sugerir un plan de alimentación a corto plazo para ayudarte a llevar una dieta sana. Tal vez pueda cumplir algunos de tus antojos, pero no existe una solución rápida o un truco mágico saludable para bajar de peso. No es fácil cambiar de hábitos y dejar atrás algunas comidas. Lo que pones en tu cuerpo cada día es muy importante para tu salud en general. Solo tú puedes tomar decisiones sobre lo que consumes. Está en ti las elecciones en el supermercado o lo que compras en otros lugares para alimentar tu cuerpo y, en última instancia, para apoyar tu bienestar.

Fuentes de consulta

Abigail Keeso y Josie Santi. (2021). 10 Healthy Eating Challenges That Affect Us All and How to Conquer Them. 4 de febrero de 2022, de The Everygirl Media Group Sitio web: https://theeverygirl.com/10-healthy-eating-challenges-that-affect-us-all-and-how-to-conquer-them/

NA. (2020). The Challenges of Healthy nutrition. 4 de febrero de 2022, de Biron Health Group Sitio web: https://www.biron.com/en/education-center/neat-little-guide/nutrition/

Keystone Health Editorial Team. (2020). The Challenges Of Healthy Eating (And Tips On How To Overcome Them). 4 de febrero de 2022, de Keystone Health Sitio web: https://keystonehealth.org/blog/challenges-healthy-eating-tips-overcome/

Leave A Reply